La Biblioteca Virtual de Andalucía permite consultar un gran número de documentos, realiza ediciones digitales propias y ofrece actividades culturales online

Navegando por las letras andaluzas

Leer las obras completas de Luis de Góngora. Consultar un incunable sobre astronomía de Alfonso X El Sabio. Visitar una exposición virtual sobre la imagen de Andalucía en el siglo XIX a través de la literatura de viajes ilustrada. Escuchar las obras de Francisco Ayala leídas por él mismo. Ver un documental sobre el Bécquer más desconocido. O presenciar una entrevista con Carlos Castilla del Pino, José Manuel Caballero Bonald o Manuel Alcántara. Éstos son algunos de los servicios y actividades culturales que ofrece la Biblioteca Virtual de Andalucía (www.bibliotecavirtualdeandalucia.es), que el año pasadocumplió su décimo aniversario.

Biblioteca Virtual de Andalucía

Creada por la Junta en 2003, es mucho más que un conjunto de colecciones de documentos digitalizados accesibles a través de internet. Se trata de un ambicioso proyecto de recuperación del rico y a veces desconocido patrimonio bibliográfico andaluz mediante su edición electrónica, así como un cuidado programa de difusión de este legado a través de múltiples recursos didácticos y culturales de producción propia: ediciones literarias, exposiciones virtuales, documentales, reportajes, audio-libros, etc.

A través de la Biblioteca Virtual de Andalucía, la Consejería de Cultura y Deporte ofrecerá además a las editoriales de la comunidad autónoma un servicio de digitalización de sus fondos. La iniciativa, que responde a una demanda del sector, tiene como objetivo apoyar a este gremio ante el desafío de las nuevas tecnologías y el libro electrónico.

Además del catálogo de búsqueda, pieza esencial en toda biblioteca digital, el sitio web ofrece once secciones con contenidos variados y muy elaborados que permiten una difusión mucho más dinámica y amena de sus fondos y de sus productos de edición propia.

En ‘De viva voz’ se presentan entrevistas audiovisuales a los autores andaluces más destacados, como José Manuel Caballero Bonald, Pablo García Baena, Carlos Castilla del Pino, Miguel Romero Esteo, María Victoria Atencia o José Antonio Muñoz Rojas, entre otros.

Obras completas de autores andaluces

La sección ‘Biblioteca de autor’ ofrece la posibilidad de leer las obras completas de seis grandes escritores clásicos andaluces en edición digital realizada por reconocidos especialistas: Juan Valera, Luis de Góngora, Ángel Ganivet, Alejandro Sawa, Gustavo Adolfo Bécquer y Serafín Estébanez.

El apartado ‘El viaje y la memoria’ introduce al lector en la Andalucía de los siglos XVIII y XIX a través de reportajes ilustrados sobre libros de viajes insólitos y curiosos. Son testimonio que en muchos casos se traducen ahora por primera vez al español y que se enriquecen con comentarios e ilustraciones de la época.

‘Sin más palabras’ contiene minientrevistas audiovisuales a personajes públicos andaluces, quienes transmiten sus experiencias lectoras y recomiendan obras concretas. La cantante Pasión Vega sugiere ‘Cuentos de la Alhambra’ de Washington Irving, la nadadora María Peláez se decanta por ‘Mi familia y otros animales’ de Gerald Durrell, el actor Antonio Dechent propone ‘Bajo el volcán’ de Malcolm Lowry, y el desaparecido Juan Luis Galiardo indicaba ‘El último encuentro’ de Sandor Márai.
‘Un loco hace ciento’, de ‘La galería de lecturas pendientes’.

El espacio ‘La galería de lecturas pendientes’ trata de rescatar títulos pocos conocidos u olvidados de la creación literaria andaluza a través de amenos reportajes, audiolibros y ediciones digitales a cargo de destacados especialistas en cada título. Quedan aquí recogidos libros como ‘Tartessos’, del arqueólogo Jorge Bonsor; ‘Puñal de claveles’, de la novelista Carmen de Burgos; ‘Cuentos espiritistas’, de Amalia Domingo Soler, o ‘Sobre la brevedad de la vida’, del cordobés Séneca, en una nueva traducción del profesor Francisco Socas.

A veces los libros no son lo que parecen

Con el eslogan ‘A veces los libros no son lo que parecen’ se presenta la sección ‘Raros en el escaparate’, dedicada a divulgar aquellas obras que destacan por la singularidad de su autoría, temática, contenido o características de su edición. Son títulos raros y curiosos, a veces sorprendentes, incluso extravagantes, que vienen a demostrar la diversidad y la riqueza del patrimonio bibliográfico andaluz.

Se incluyen así un tratado médico ilustrado de 1786 sobre el tarantismo o enfermedad originada por el veneno de la tarántula; una memoria de 1885 sobre las obras de restauración del pararrayos de la Giralda; un informe de 1885 sobre los terremotos de Andalucía; una disertación (entre 1736 y 1800) sobre el monstruo de dos cabezas, o un lunario y pronóstico perpetuo de 1866.

En ‘Contraste’ se muestra el ayer y el hoy de lugares, pueblos y ciudades andaluzas a través de la comparación entre su imagen histórica y su estado actual. También es una forma dinámica y atractiva de difundir el patrimonio fotográfico de Andalucía, que permite pasear por la Alameda Apodaca de Cádiz en 1910, recorrer la Puerta Real de Granada en 1920 o visitar los Baños del Carmen de Málaga en 1950.

La voz es, en cambio, la protagonista del apartado ‘El valor de escuchar’, concebido como una galería de audios descargables o podcasts de muy variado contenido y temática: reseñas literarias, noticias históricas, semblanzas bibliográfica de personas ilustres andaluces -que hablan en primera persona-, audiolibros, conferencias, reportajes y charlas.

La BVA ofrece también en la ‘Sala de exposiciones’ contenidos multimedia de producción propia como exposiciones, documentales y webs temáticas. Este espacio alberga actualmente las muestras virtuales ‘Tras los pasos de Richard Ford. Una imagen de Andalucía a través de la literatura de viajes ilustrada (1823-1874)’; ‘Luces de Sulayr. Cinco siglos en la imagen de Sierra Nevada’, realizadas a partir de la exposición del mismo título organizada por CajaGranada y el Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada, y ‘Andalucía. La imagen cartográfica desde la antigüedad a nuestros días’, en colaboración con el Centro de Estudios Andaluces y el Instituto de Cartografía de Andalucía.
Pulsar para reproducir el audiovisual.

Respecto a los documentales, en esta sección se pueden ver actualmente ‘Bombas y olvidos, Almería 1937’, sobre los bombardeos que desde cinco barcos de guerra alemanes sufrieron los almerienses, y ‘Becquer desconocido’, que desmonta los tópicos que han acompañado la vida y la obra de uno de los escritores sevillanos más universales.

Biblioteca sonora de Francisco Ayala

La ‘Sala de exposiciones’ es también la puerta de entrada a la Biblioteca Sonora de Francisco Ayala, web temática realizada en colaboración con la fundación del escritor y pensador granadino que recoge narraciones y otras obras del autor, leídas por él mismo o por actores, y grabaciones audiovisuales en las que amigos y estudiosos contribuyen al conocimiento de su figura.

La estructura temática de la BVA se completa con el ‘Kiosco virtual’, donde se recopilan titulares y noticias sobre Andalucía aparecidas en periódicos y revistas de hace cien años, y con ‘Hoy en la Historia de Andalucía’, que repasa día a día la historia andaluza a través de efemérides destacadas de acontecimientos políticos, sociales, culturales y personajes.

Fuente: http://www.juntadeandalucia.es/culturaydeporte

Los tres escritores dialogan en la celebración de los 50 años de Alfaguara

Vargas Llosa, Marías y Pérez-Reverte desvelan sus secretos

Silencio. Unos 840 lectores escuchan atentos las historias, revelaciones, vericuetos y cotidianidades literarias y felicidades irrepetibles contadas de viva voz por Mario Vargas Llosa, Javier Marías y Arturo Pérez-Reverte. Mientras Marías de muy niño casi odiaba los libros porque le quitaban espacio para jugar, Pérez-Reverte jugaba con ellos creando barricadas y Vargas Llosa, que aprendió a leer a los cinco años, le pedía cada 25 de diciembre al niño Dios que le regalara libros y más libros.

Entre el silencio, risas sacadas por un Nobel y dos de los más destacados escritores del idioma español —los tres académicos de la Lengua— al compartir su pasión con el público en los Teatros del Canal, de Madrid. Lo hicieron dentro de uno de los principales actos de celebración de los 50 años de su editorial: Alfaguara.

Murmullos en poco más de hora y media de recorrido por la trastienda de tres grandes autores como creadores y en su tránsito hacia su fin último: el público. En el escenario, bajo varios focos de luz, los tres de camisa blanca, recordaron el primer encuentro con los libros, luego sus primeros escritos, después se encaminaron por la ruta que los lleva a la concepción de su literatura. Hablaban de sus vidas. De la felicidad. Más anécdotas y más secretos desgranados bajo la moderación de Pilar Reyes, su editora: “Un momento emocionante estar con tres figuras icónicas de nuestro catálogo y que representan a la figura más importante de la editorial: el autor”.

Una nube de dudas, titubeos e inseguridades a la hora de escribir los identifica. Vacilaciones que aumentan con los años. Los une también el hecho de que el descubrimiento de la lectura en la infancia se les convirtió en el mejor placer. Después no es que quisieran ser escritores, sino que querían escribir para prolongar las historias que les gustaban, o que no les gustaban para cambiarles el final.

Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936), Nobel en 2010 y entusiasta crítico de libros también, debutó hace 55 años, en 1959, con el volumen de cuentos Los jefes. Estaba en París. Allí reafirmó su vocación y descubrió a los autores latinoamericanos que habrían de formar aquella feliz escandalera llamada boom. Él es uno de sus pilares. No sabe aún que le preguntarán qué se siente el saberse el último mohicano de una época fascinante de la literatura.

Más de 800 personas escucharon atentas la trastienda de sus autores favoritos

Marías (Madrid, 1951) publicó su primera novela en 1971: Los dominios del lobo. Gran admirador de William Shakespeare, el autor de Mañana en la batalla piensa en mí y Tu rostro mañana ha reconocido varias veces que la grandeza y misterio del dramaturgo inglés lo invitan a escribir: “Me espolean e incluso me dan ideas”. Por eso cuando Vargas Llosa le pregunta qué escritor le hubiera gustado ser si pudiera elegir, se decanta por el genio británico porque, dice, “nunca acabo de entender cómo funciona su cabeza”.

Pérez-Reverte (Cartagena, 1951) empezó en la narrativa en 1986 con El húsar. Curtido en el periodismo, 15 novelas y muchos artículos de prensa acompañan al autor de títulos como El club Dumas, La reina del sur y El francotirador paciente. Él hubiera querido ser Joseph Conrad, “porque fue marino antes que escritor, y hay autores como él que envejecen bien y siempre sorprenden”.

Un escritor serio es lo que ha leído, lo que ha vivido más lo que imagina, asegura Pérez-Reverte. Todos coinciden en que las historias los buscan a ellos. Él y Vargas Llosa reconocen que suelen tener temas en nevera y que les produce cierta melancolía el saber que no los podrán escribir, ya que cada libro tiene su momento. “¡Qué envidia me dais!”, exclama Marías. Dice que a él eso no le ocurre: una vez que termina un libro no sabe lo que viene.

En medio de risas, llega la pregunta a Vargas Llosa, formulada por Pérez-Reverte: “¿Cómo se siente al ser el último de los mohicanos y saber que va a apagar la luz de una época…?”. El autor de La casa verde y Conversación en La Catedral ríe. Más de 800 personas ríen con él. Y contesta: “No lo sé”. Pero confesó que hay experiencias que obligan a la modestia: “Un día iba en un avión a Canarias y una azafata me dijo que un pasajero me admiraba mucho y quería conocerme. Acepté. Él se acercó conmovido y me dijo: ‘No sabe lo importante que han sido usted y sus libros en mi vida’. Y ahí vino la cuchillada: ‘Cien años de soledad ha sido muy importante’. No me atreví a decepcionarlo y decirle que yo no era García Márquez”. Todos ríen, mientras concluye: “Así suplanté a García Márquez”.

Y siguieron más historias reales de estos creadores de ficción. Fue por la celebración de este medio siglo de Alfaguara, que se cumplirá este otoño, y que empezó en diciembre pasado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México). Un sello que nació en 1964 por iniciativa del constructor Jesús Huarte y bajo la dirección de Camilo José Cela y sus hermanos Juan Carlos y Jorge. En 1975 la editorial tomó un nuevo rumbo bajo la dirección de Jaime Salinas que alentó su vocación contemporánea. Con Salinas llegó Enric Satué, encargado de diseñar esas portadas azules exquisitas. En 1980, la editorial entró a formar parte del Grupo Santillana (del Grupo Prisa, editor de EL PAÍS). En 1993 empezó Alfaguara Global, con edición simultánea en España y América Latina. En marzo de 2014, Santillana vendió Ediciones Generales, que incluye este sello, a Penguin Random House, del grupo Bertelsmann. Con esta operación, Santillana busca centrar y reforzar su línea educativa de gran tradición y presencia en España y América Latina, donde es líder. Sigue una vocación transatlántica donde autores como Mario Vargas Llosa, Javier Marías y Arturo Pérez-Reverte borran las fronteras.

Fuente: http://cultura.elpais.com/

María Victoria Atencia gana el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

La poeta malagueña María Victoria Atencia ha ganado  la XXIII edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, considerado uno de los más importantes de cuantos se conceden en este género.

Concedido conjuntamente por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca y dotado con 42.100 euros, este premio reconoce “el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituya una aportación relevante al patrimonio cultural compartido por la comunidad iberoamericana”.

El jurado ha estado formado por el poeta y ensayista portugués Nuno Júdice, ganador de la edición anterior; por el director de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), José Manuel Blecua; el presidente de Patrimonio Nacional, José Rodríguez-Spiteri; la directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos; y el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández, entre otros.

Fuente: http://www.diariosur.es/

 

Fotografía : http://www.eluniversal.com.mx/